Málaga vive su gran noche con Raphael

0

Un lleno hasta la bandera. Da igual de qué recinto se trate, ya sea un auditorio o una plaza de toros. Con Raphael, el cartel de ‘sold out’ está siempre garantizado. Y ayer lo volvió a demostrar en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga, donde estuvo arropado por una multitud de seguidores de todas las edades, a pesar de ser ya su segunda parada en la capital con la gira Sinphónico.

Raphael Sinphonico ( © 2016 Paloma Martos)

Con una puntualidad extrema, el “maestro” de la música nacional salió al escenario para vivir una gran noche, cargada de himnos intergeneracionales, con el público malagueño. Sin mediar palabra alguna, la noche comenzó con una emotiva interpretación de Promesas, que bastó para poner a todo el auditorio en pie desde el minuto cero.

Le siguieron temas como Ahora, La noche o los éxitos Provocación y Mi gran noche, donde la voz del artista estuvo acompañada por los coros de un público muy entregado. Y no fue hasta pasados unos cuarenta minutos de concierto, cuando Raphael quiso dedicarle unas palabras a los asistentes. “Un placer estar de nuevo aquí, siempre que vengo intento brindarles lo mejor de mí”, exclamó con la mano en el pecho, entre vítores y aplausos.

Raphael Sinphonico ( © 2016 Paloma Martos)Tras más de medio siglo de trayectoria, la de Raphael se ha convertido en una de las voces más míticas del panorama nacional e incluso internacional. Cualquier momento es bueno para disfrutar de ella pero, si a eso se le añade la música en directo de Orquesta Sinfónica de Málaga, la experiencia ya se convierte en un espectáculo inigualable. Así, los afortunados que acudieron anoche al Palacio de Ferias pudieron vivir la música en el más amplio sentido de la palabra.

No obstante, también hubo un espacio dedicado exclusivamente al piano, en el que brillaron los temas Por una tontería y Desde el fondo de mi alma. Tampoco faltó la guitarra, uno de los elementos clave de esta gira, junto a la que el artista se atrevió con algún que otro baile mientras interpretaba Gracias a la vida, Para que no te enfades Que nadie sepa mi sufrir.

Fueron dos horas y media —sin descanso alguno— de éxitos de toda la vida, canciones que han marcado generación tras generación y que, pase el tiempo que pase, nunca dejarán de sonar en la radio o la televisión. Entre ellas, las más aclamadas fueron Que sabe nadie, Digan lo que digan, Estar enamorado, En carne viva o el popular Escándalo. Por su parte, Raphael se mostró enérgico en todo momento, con la misma fuerza que hace más de cincuenta años, sonriente y emocionado al escuchar cantar al público su amplio repertorio de principio a fin.

Raphael Sinphonico ( © 2016 Paloma Martos)

“Estoy muy feliz de estar en Málaga, donde siempre se me ha querido tanto. Ustedes forman parte de mi historia y les estoy muy agradecido. Seguiré viniendo año tras año si ustedes me llaman”, concluyó emocionado justo antes de poner el broche de oro a la “gran noche” con un impresionante Como yo te amo.

No hay duda de que Raphael sigue siendo aquel. “El de siempre”, como él mismo se define. Un artista imparable, que siente e interpreta cada canción como si fuera la primera vez, capaz de poner al público en pie con su sola presencia. Un artista al que hay que ver en directo al menos una vez en la vida. Prepárense, porque prometió volver. Y volverá.

About Author

Malagueña y culé. Cofrade desde la cuna. Enemiga de la hipocresía. De pequeña jugaba a hacer periódicos, ahora soy periodista. Defensora de la ficción española y fiel amante de la novela histórica. La música en directo y el teatro me dan la vida.

Leave A Reply