Daniel Guzmán: “He tardado mucho, pero he hecho la película que quería hacer”

0

A cambio de nada es la ópera prima de Daniel Guzmán, un relato sobre su propia adolescencia que ganó cuatro premios en la pasada edición del Festival de Cine de Málaga, entre ellos el de Mejor Película y Mejor Dirección y que se estrena en cines hoy mismo (8 de mayo). A cambio de nada, escrita y dirigida por él mismo y protagonizada por Miguel Herrán, es un proyecto que ha tardado casi diez años en ver la luz. “He tardado mucho, pero he hecho completamente la película que quería hacer”, declaró el director en una entrevista con Masqltura.

Daniel Guzmán (© Alicia Martín)

A cambio de nada cuenta la historia de Darío, un chico de dieciséis años sufre la separación de sus padres y se escapa de casa, huyendo de su infierno familiar. Comienza a trabajar en el taller de Caralimpia, un viejo delincuente con envoltura de triunfador, que le enseña el oficio y los beneficios de la vida, y comparte aventuras con su inseparable amigo Luismi, a quien conoce de toda la vida. Darío conoce a Antonia, una anciana que le enseña otra forma de ver la vida. Luismi, Caralimpia y Antonia se convierten en su nueva familia en un verano que les cambiará la vida.

Daniel Guzmán cuenta que esta historia la comenzó a escribir hace diez años, pero debido a que escribir sobre uno mismo es complicado, el proceso de escritura del guión se alargó mucho. Posteriormente vinieron los inconvenientes propios del cine actual en nuestro país y las dificultades que los directores encuentran a la hora de sacar adelante un proyecto. La búsqueda de la financiación fue muy complicada, incluso Guzmán reconoce que hubo veces que se planteó rendirse porque no aguantaba la presión.

Cartel de 'A cambio de nada'“Soy muy cabezón, hasta que no encontré el resultado que quería no paré”, explica Daniel Guzmán tras confesar que se alargaron mucho los procesos y los tiempos, y, a su vez, comenta que cree que quizás la primera película de un director debe ser así, con una implicación máxima, aunque reconoce que sacar adelante esta película le costó mucho más de lo que pensaba.

El reparto de la película incluye desde actores profesionales tan reconocidos como Luis Tosar o Felipe García Vélez hasta primerizos como los protagonistas Miguel Herrán y Antonio Bachiller y la propia abuela del director, Antonia Guzmán. El director explica que intentó combinar actores profesionales con actores no profesionales para darle autenticidad a la película. “Creo que entre ellos se alimentan recíprocamente y aportan la verdad que he intentado que tenga la película”.

“Siempre tuve claro que ese personaje lo haría mi abuela porque se la luz que tiene y lo auténtica que es”, comentó Guzmán en referencia al personaje interpretado por su abuela, una mujer de 92 años que nunca se había dedicado al cine y que no daba crédito cuando todos los periodistas estaban pendientes de ella en el estreno de la película en el Festival de Málaga. “¿Cómo va a decir que no a un nieto?”, comentaba entre risas el director cuando se le pregunta cómo llegó su abuela al proyecto.

Daniel Guzmán es conocido como actor por diversas películas y series de televisión, pero sobre todo por su personaje de Roberto en la famosa Aquí no hay quien viva. Recientemente se le ha podido ver en la serie de televisión Velvet, aunque después de muchos años retirado de la escena, pues explica que tuvo que dejar de ser actor porque los exigentes horarios no le permitían escribir el guión de A cambio de nada con la dedicación necesaria. Ahora que ha presentado su ópera prima reconoce que quiere compaginar tanto la carrera de actor como la de director. “Me gusta mucho construir personajes delante de las cámaras, pero compartir historias como director, emocionar y hacer reflexionar al público es algo que si puedo voy a hacerlo toda la vida”.

Daniel Guzmán (© Alicia Martín)

Como director, Guzmán dice no temer a las críticas. “La opinión de los demás es importante, prefieres que la gente hable bien de tu trabajo, pero de todo se aprende”. Dice ser el mayor crítico de sí mismo e intentar seguir siempre aprendiendo.

“Yo no pienso en los premios. Si viene alguno sería como la guinda del pastel, pero si no, con haber comunicado la película y haber vivido esta experiencia ya estoy completo”, comentaba Daniel Guzmán en la entrevista, antes de conocer el palmarés de la 18 edición del Festival de Cine de Málaga, que finalmente, poniéndole esa guinda al pastel, le otorgó cuatro premios: Mejor película, Mejor dirección, Mejor actor de reparto (Antonio Bachiller) y Premio especial del jurado de la crítica.

About Author

Leonesa de nacimiento y malagueña de adopción. Cinéfila y seriéfila hasta la médula. Estudio Periodismo y en mis ratos libres intento hacer algo parecido a la crítica cinematográfica. Si los días tuviesen más horas las invertiría en ver series y si lloviese dinero, no saldría del cine.

Leave A Reply